lunes, 19 de febrero de 2018

El Secreto de la Felicidad

¿Qué nos hace felices? ¿Cuándo tenemos más energía y somos más productivos?. Todos tenemos respuestas subjetivas a estas preguntas, ahora podemos tener más información gracias a una aplicación, lanzada en junio por Pebble, llamada Happiness App, pues esta permite registrar el estado de ánimo y niveles de energía a lo largo del día.

¿Qué nos hace felices?

Para la mayoría de la gente, la felicidad es como un tanque de gasolina que lentamente se llena a lo largo del día, con un pico de felicidad a la hora del almuerzo y uno más pronunciado en la tarde alrededor de las 7 pm. Estas son las horas donde la gente es más probable que pase tiempo de calidad con seres queridos o pasando el tiempo con amistades.



Después de analizar las calificaciones de estado de ánimo en función de las actividades de los individuos, encontramos que el alcohol era el predictor más alto de calificaciones de felicidad, aunque sólo es momentánea. Otros predictores fuertes son el yoga, ejercicio, socializar y meditación. Dichos predictores son extremadamente sanos y no sólo inducen un buen estado de ánimo en el momento.


La felicidad también tiene un impacto directo en la energía y productividad. La energía y la atención están directamente relacionadas con nuestros relojes biológicos de 24 hrs. Los resultados muestran un pico de atención entre 10 am y 1 pm, seguido de un periodo de distracción de 1 pm a 4 pm, debido que a esas horas generalmente comemos. Alrededor de las 7 pm tenemos otro impulso de energía, pues alrededor de esta hora salimos del trabajo y  finalmente  en la noche vemos el declive de energía.


El poder de esta información está en el identificar que es lo que modifica los cambios de estado de ánimo y de energía. Usando esta información uno puede optimizar, cómo, cuándo y dónde sentirse mejor y entender porque uno se puede sentir de diferentes maneras en diferentes situaciones.La información puede ayudarnos a hacernos de herramientas que nos hagan más felices, más energizados y más exitosos.